Brasier, sujetador, bralette, corpiño, la misma familia

Publicado por Myrina Oficial en

Hoy vamos a hablar del sujetador y su uso. La parte de historia de la lencería y los sujetadores la vemos en otra entrega, porque hoy realmente quiero contarles un poco de dónde partieron nuestras prendas.

 

Cuando empezamos a crear los diseños de Myrina pensamos en hacer sujetadores bonitos, cómodos, funcionales y con diseños especiales que permitieran a todas las mujeres usarlos sin importar su realidad de vida.

 

Durante todo el proceso de creación de la marca, de indagar, investigar y hacer encuentros con varias mujeres nos dimos cuenta que más allá de una costumbre de usar sujetadores, estos en realidad son para muchas de nosotras necesarios, bien sea para evitar rozaduras o aligerar el peso de nuestros senos que recae sobre la espalda, entre otras funciones.

 

Por esta razón, empezamos a trabajar líneas para nuestra lencería femenina con materiales, tejidos y cortes especiales que cumplieran en los sujetadores sin aros con relleno extraible de Myrina además de una labor estética un fin práctico.

 

Quisimos que las mujeres que preferimos usar sujetadores, bralettes, corpiños, etc. Pudiéramos sentirnos como si estuviéramos a esa hora de la noche o de la mañana cuando estas sin uno, queríamos que sientas libertad máxima, como si estuvieras desnuda pero llevando una prenda que te hace feliz y te da bienestar.

 

Así, decidimos seguir la tendencia health fashion y crear líneas de prendas íntimas con diseños diferentes y que puedan satisfacer las necesidades de todas las mujeres con cuerpos y características diferentes, pechos grandes, pequeños, asimétricos, un solo seno, están lactando, usan prótesis externas, están afrontando o han afrontado cáncer de mama, han optado por la reconstrucción post mastectomía, llevan extensores, están en algún proceso de cirugía de senos o viviendo diversos cambios en su cuerpo.

 

Siempre cuidando de manera responsable la comodidad de cada una de nosotras y cumpliendo con el objetivo de Myrina concientizar sobre nosotras mismas y nuestros cuerpos.

 

Entonces lo que sea que prefieras: usar o no usar, duros, preformados, suaves, blandos, sin aros, push up, no importa, al final todos son parte de la misma familia y son prendas cuya finalidad debe ser nuestro bienestar y deleite personal. Tu sujetador, debe ser un reflejo de tu personalidad y hacerte sentir a gusto contigo misma, libre y feliz.